domingo, 4 de marzo de 2018

Anexo Informativo: Joan Miró... Surrealismo - BLOQUE nº 5.



Joan Miró, pintor, escultor, grabador y ceramista español, nació el 20 de abril de 1893 en Barcelona, España. 

A los 18 años, decide dedicarse a la pintura, arte en el que será influenciado por Cezanne y Van Gogh, el cubismo, el fauvismo y el romanismo catalán. Sus primeras obras, entre los años 1915 y 1918, reflejan paisajes campestres de su juventud plagados de colores vivos y brillantes. Realiza su primera exposición pictórica en las Galerías Dalmau. En 1920 se muda a París, donde instala su taller junto a André Masson, recibe la influencia del surrealismo, del dadaísmo y la amistad de Pablo Picasso y Max Jacob. También entra en contacto con el dadaísmo y las obras de Apollinaire, Rimbaud, entre otros.

Miró también experimentó con otros medios artísticos, como grabados y litografías, a los que se dedicó en la década de 1950. Asimismo realizó acuarelas, pasteles, collages, pintura sobre cobre, escultura, escenografías teatrales y cartones para tapices.
 

 
Entre sus obras más importantes figuran: "La masía", "Naturaleza muerta y viejo zapato", "La granjera", "Hombre flechando a un pájaro", "Interior holandés", "Diálogo de insectos", "Mujer, pájaro y estrella".  

Las creaciones que han tenido una mayor trascendencia, junto con su obra pictórica, son sus esculturas cerámicas, entre las que destacan los grandes murales cerámicos “La pared de la Luna” y “La pared del Sol” (1957-1959) para el edificio de la UNESCO en París y el mural del Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid.
El gran artista murió en Palma de Mallorca a los noventa años (1983).  

Vídeo: ¿Sabia pintar Joan Miró?

   

Vídeo: Las cinco mejores obras de Joan Miró.

 

Archivo del blog