lunes, 6 de marzo de 2017

"Desayuno en la hierba" de Eduard Manet...



Rechazada por el jurado del Salón de 1863, esta obra es expuesta por Manet con el título "Le Bain" (El Baño) en el "Salón de los Rechazados" autorizado ese año por Napoléon III. Se convirtió en la principal atracción, objeto de burlas y fuente de escándalo.

No obstante, Manet reivindica en el "Desayuno sobre la hierba" el legado de los maestros antiguos y se inspira en dos obras del Louvre. "El Concierto campestre" de Tiziano, entonces atribuido a Giorgione, le brinda el tema, mientras que la disposición del grupo central se inspira en un grabado según Rafael: "El juicio de Paris". Pero en el "Desayuno sobre la hierba", la presencia de una mujer desnuda en medio de hombres vestidos no está justificada por ningún pretexto mitológico o alegórico. La modernidad de los personajes hace obscena, a los ojos de sus contemporáneos, esta escena casi irreal. Manet se divierte además llamando su cuadro "Parte cuadrada".


El estilo y la factura chocaron casi tanto como el tema. Manet abandona los habituales degradés para entregar contrastes abruptos entre sombra y luz. Por ello, se le reprocha su "manía de ver por manchas". Los personajes no parecen perfectamente integrados en este decorado de maleza más esbozado que pintado, en el que la perspectiva es ignorada y la profundidad ausente. Con el "Desayuno sobre la hierba", Manet no respeta ninguna de las convenciones admitidas, sino que impone una libertad nueva con respecto al tema y a los modos tradicionales de representación.

Vídeo: "Desayuno en la hierba" de Manet. "El Desayuno en la hierba" fue presentado por Manet al Salón de París de 1863 con el título de "El Baño".




Archivo del blog