viernes, 20 de enero de 2017

Novedades pictóricas del Barroco con respecto al Renacimiento...



La pintura barroca se aleja del elitismo manierista en busca de una expresión más didáctica. Es una pintura realista, naturalista, que dota al cuadro de contenido sugerente, formas ensoñadoras, poesía y evocación de lo antiguo, exceptuando los interiores holandeses. Las obras barrocas están dotadas de un profundo naturalismo.

El pintor barroco plasma la realidad tal y como la ve, con sus límites imprecisos, sus formas que salen y entran, los objetos de primer plano intrascendentes, los escorzos y las posturas violentas, y las composiciones diagonales que dan a la obra gran dinamismo.

Pero... veamos algunas características:

Predominio del color sobre el dibujo: en el Renacimiento primaba la línea por encima de todo. En el Barroco se prefiere una pintura de mancha.

Claroscuro: en el Renacimiento se prefería una luz clara y limpia. En el Barroco la luz en juego con la sombra cobra una importancia hasta entonces desconocida. Las primeras aportaciones las trajo consigo el tenebrismo caravaggista.

Huida de la perspectiva lineal renacentista: en el Renacimiento había primado la perspectiva lineal o geométrica-euclidiana, para dar la sensación de profundidad, se procedía a la sucesión de planos. En el Barroco la sensación de profundidad puede obtenerse por diversos procedimientos:

Escorzos: consiste en representar a las figuras en actitudes no paralelas a los lados del lienzo o fresco.

Primer término a gran escala en contraste con el fondo.

Luces y sombras.

Composición asimétrica: en el Renacimiento la tendencia generalizada era colocar a la figura principal en el centro de la composición, y a partir de ella organizar la pintura en dos mitades simétricas. En el Barroco se prefiere el desequilibrio, así aparecen figuras cortadas como si continuaran fuera de la tela.

Movimiento: viene dado por el uso de escorzos, diagonales y ondulaciones.
Durante este período artístico la pintura adquiere un papel prioritario dentro de las manifestaciones artísticas. Siendo la expresión más característica del peso de la religión en los países católicos y del gusto burgués en los países protestantes.





Archivo del blog