miércoles, 28 de septiembre de 2016

Los etruscos...



Los etruscos fueron una enigmática civilización que se desarrolló entre los siglos IX y I adC, cuyo núcleo histórico actualmente conocido fue la Toscana a la cual dieron su nombre. Desde la Toscana se extendieron por el sur hacia el Lacio y la parte septentrional de la Campania en donde chocaron con las colonias griegas; hacia el norte de la península itálica ocuparon la zona alrededor del valle del río Po, en la actual región de Lombardía.

Llegaron a ser una gran potencia naval en el Mediterráneo Occidental, lo cual les permitió establecer factorías en Cerdeña y Córcega; sin embargo hacia el siglo V a. d. C. comenzó a deteriorarse fuertemente su poderío, principalmente por tener que afrontar casi al mismo tiempo las invasiones de los celtas y los ataques de griegos y cartagineses. Su derrota definitiva por los romanos se vio facilitada por tales enfrentamientos y por el hecho de que los rasena o etruscos nunca formaron un estado sólidamente unificado sino una especie de débil confederación de ciudades de mediano tamaño.

En cierto modo predecesora de Roma y heredera del mundo helénico, su cultura (fueron destacadísimos orfebres, así como innovadores constructores navales) y técnicas guerreras superiores hicieron de este pueblo el dueño del norte y centro de la Península Itálica desde el siglo VIII a. d. C. hasta la llegada de Roma. Su temprana superioridad se vio reflejada en el hecho de que los primeros reyes romanos fueron etruscos. Hacia 40 a. d. C. , Etruria (nombre del país de los etruscos) perdió su independencia y se convirtió en una provincia de la, por entonces, República romana.

Vídeo: Príncipes Etruscos. Entre Oriente y Occidente. La floreciente civilización de los etruscos se desarrolló, en el ámbito de las culturas de la Italia antigua, entre finales de la Edad del Bronce (siglos X-IX a.C.) y el siglo I a.C., cuando se produjo su definitivo sometimiento a Roma.





Archivo del blog