lunes, 6 de agosto de 2012

La Dama de Elche, un busto que fue vendido hace 115 años por 30 euros...


España "entregó a cambio" de piezas que estaban en Francia, entre ellas la Dama, una obra de El Greco, otra de Velázquez, un tapiz de Goya y unos dibujos franceses.

huelvainformacion.es (6/'8/2012).

 
Si la Dama de Elche, el busto más representativo del arte ibérico, genera hoy controversias a la hora de fijar dónde debe ser expuesta y su valor es incalculable, hace 115 años, cuando fue descubierta, pasó unas horas en unos terrenos de cultivo y días después fue vendida por algo más de "30 euros".

Cualquier imagen cercana a pensar que su descubridor, un joven llamado Manuel Campello Esclapez, salió corriendo a dar aviso del hallazgo, o que la cogiera y la transportara hasta un lugar seguro, roza la ficción, según la información que sobre este descubrimiento expone y divulga la Real Orden de la Dama de Elche.

Esta entidad, cuyo fin es ensalzar la majestuosidad y grandeza de la Dama de Elche, sostiene que Manuel no le dio mucha importancia al descubrimiento y dejó el busto sobre el suelo.

El joven de 14 años, que avituallaba con agua a los obreros que realizaban tareas agrícolas en el campo de La Alcudia (Elche), halló la Dama cuando jugaba con un pico sobre "lo que parecía una piedra".

Sin embargo, al mover la tierra observó que "esa piedra era un busto", pero fue más sorprendente aún la decisión de los obreros de dejar a un lado el hallazgo con el fin de seguir con su trabajo.


 
No fue hasta la noche de ese 4 de agosto de 1897, hace hoy 115 años, según relata la Real Orden de la Dama de Elche, cuando la Dama fue recogida y trasladada hasta el domicilio de Manuel Campello Antón, propietario de la finca.


 
Su estancia en aquella casa duró poco, pues 26 días después, el propietario de la finca vendió la Dama por 4.000 francos de los de entonces, "que en aquellas fechas equivalían a unas 5.200 pesetas", algo más de 30 euros.


Su comprador, el hispanista francés Pierre Paris, en esos años se encontraba analizando e interviniendo en zonas arqueológicas de municipios muy próximos, como Orihuela y Rojales.

La Dama de Elche, un busto de 56 centímetros, no regresó a España hasta 1941, después de estar los últimos tres años en el castillo de Montauban, en el sur de Francia, donde fue depositada por las autoridades galas a raíz del inicio de la II Guerra Mundial.

Desde entonces, la Dama se expone en el Museo Arqueológico Nacional, aunque son muchas las voces en Elche que piden su retorno a la ciudad.


 
Una de ellas, la de la propia Real Orden, cuyo presidente afirma que la conmemoración busca, entre otros objetivos, "implicar a los ilicitanos a tener una conciencia reivindicativa". "La Dama de Elche es un icono de la ciudad, que está fuera y queremos que regrese", añade. (...)




Vídeo: Los íberos.


Archivo del blog