martes, 20 de diciembre de 2011

Protección del "Entierro del señor de Orgaz" durante la Guerra Civil...



Blog "Toledo olvidado" (8/02/2009).

El "Entierro del Señor de Orgaz" (incorrectamente denominado muy a menudo como "Entierro del Conde de Orgaz", pues cuando Gonzalo Ruiz de Toledo falleció en 1323 no era conde, sino señor, ya que no fue hasta 1522 cuando Orgaz pasó de señorío a condado) es una de las obras cumbre de la historia de la pintura universal. Tal vez por ello, en los fatídicos días del enfrentamiento fratricida que comenzó en 1936, todas las partes tenían clara la importancia de su preservación. De este modo, el cuadro fue hasta en dos ocasiones protegido para evitar que los inminentes bombardeos ocasionaran daños en el lienzo de El Greco de la Iglesia de Santo Tomé.

Así, en septiembre de 1936, el cuadro fue protegido por el Comité de Defensa del Patrimonio del Frente Popular bajo las indicaciones del Director General de Bellas Artes, Josep Renau Berenguer, y del escultor Emiliano Barral. Renau ordenó que el cuadro fuese tumbado en el suelo sobre cuatro montones de mantas colocando algunas otras en el bastidor a modo de relleno. Sobre él, debían situarse a modo de sandwich capas de tablones gruesos y más mantas.

Y así fue como encontraron el cuadro, sano y salvo, las tropas nacionales al tomar la ciudad. Sin embargo, en 1937, una nueva amenaza de bombardeos republicanos hizo que el cuadro tuviera que ser de nuevo protegido. En esta ocasión el encargado de dirigir las tareas fue el destacado arquitecto vasco Pedro Muguruza, ayudado por los carpinteros Jaime García Gamero y Meneses. Colocaron el cuadro bajo el coro de la iglesia y utilizaron colchones de lana, maderas y sacos terreros.

Las fotografías del archivo Rodríguez que os muestro han sido atribuidas a ambas protecciones, tanto a la que efectuaron las autoridades republicanas en 1936 como la que realizaron las nacionales en 1937.

Archivo del blog