sábado, 15 de enero de 2011


En busca del Renacimiento en España...

Los ideales del Renacimiento y el Humanismo italianos, forjados entre los siglos XIV y XV aunque contase con bases anteriores, pronto calaron en el conjunto de la Europa culta.

El contacto entre España e Italia fue temprano, pues ya desde finales del Trecento y, sobre todo, a lo largo del Quattrocento se documenta una intensa relación cultural. Esta relación prosiguió y se intensificó a lo largo del siglo XV.

El Renacimiento afectó a todos los aspectos de la vida; pero la introducción del Renacimiento en España no supuso, sin embargo, una ruptura total con la Edad Media.

Suelen distinguirse tres etapas en la evolución de las corrientes renacentistas en España:

En el siglo XV, se desarrolla un período de contacto con el humanismo italiano que podemos calificar de Prerrenacimiento.

Ya en el siglo XVI, tras una intensificación de estas tendencias durante el reinado de los Reyes Católicos, se distingue la época correspondiente al rey Carlos I (1516-1556), que se puede calificar de primer Renacimiento, en el que el influjo de Italia se intensifica con un predominio de sus ideales y un marcado espíritu vitalista.

Por último, será en la segunda mitad del siglo XVI, con Felipe II (1556-1598), cuando las tendencias renacentistas se debiliten y cuando España, encerrada en sí misma tras la Contrarreforma, se aísle del resto de Europa.

Vídeo: El Renacimiento en España".


Archivo del blog