sábado, 4 de diciembre de 2010

Miguel Ángel se inspiró en burdeles para pintar la Capilla Sixtina...






Experta dice que artistas iban a baños públicos donde a menudo se ejercía la prostitución para estudiar a modelos.

Generacion.com (12/11/2010).

No sólo recibió inspiración divina, sino también de algo más terrenal … y pecaminoso. Una investigación de la estudiosa Elena Lazzarini reveló que el genio renacentista Miguel Ángel Buonarroti buscó inspiración en varios burdeles italianos para pintar la famosa Capilla Sixtina.

Según Lazzarini, era frecuente que los artistas renacentistas italianos acudieran a las llamadas "stufa", baños públicos similares a un burdel donde a menudo se ejercía la prostitución, para estudiar a modelos que después serían representados en sus obras.

"Los cuerpos masculinos, muy viriles, que componen la pintura del Juicio Final corresponden con la apariencia física de peones y cargadores de esa época que podía encontrarse en los baños públicos", dijo Lazzarini.

Vídeo: Miguel Ángel y la Capilla Sixtina. Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni conocido en español como Miguel Ángel, fue un escultor, arquitecto y pintor italiano renacentista, considerado uno de los más grandes artistas de la historia tanto por sus esculturas como por sus pinturas y obra arquitectónica.

Desarrolló su labor artística a lo largo de más de setenta años entre Florencia y Roma, que era donde vivían sus grandes mecenas, la familia Médicis de Florencia, y los diferentes papas romanos. Triunfó en todas las artes en las que trabajó, caracterizándose por su perfeccionismo.

La escultura, según había declarado, era su predilecta y la primera a la que se dedicó; a continuación, la pintura, casi como una imposición por parte de Julio II, y que se concretó en una obra excepcional que magnifica la bóveda de la Capilla Sixtina; y ya en sus últimos años, realizó proyectos arquitectónicos.


Archivo del blog