miércoles, 10 de febrero de 2010

"Judith decapitando a Holofernes", Artemisia Gentileschi...





En esta obra, Artemisia Gentileschi toma el tema bíblico de Judit. La historia en el Antiguo Testamento nos cuenta de Holofernes, un general enviado por el rey sirio Nabucodonosor con 120.000 hombres a conquistar Betulia. Después de 33 días de asedio y cuando la ciudad estaba a punto de rendirse, Judit, una joven viuda, se presentó ante el sacerdote Ozías ofreciéndole salvar la metrópolis. Con su criada, Judit fue al campamento de Holofernes y le pidió asilo con la condición que le permitiera salir a rezar fuera del campamento. Seducido por su belleza, el general le organizó una fiesta y durante la cena, mientras estaban solos, ella tomó su espada y lo decapitó, huyendo con la cabeza en una bolsa y sin ser detenida por los guardias ya que tenía permiso para orar en el campo.

Cuando descubrieron a Holofernes decapitado, sus tropas huyeron dejando valiosos tesoros. Judit fue recibida como una heroína en Betulia, y la historia cuenta que nunca volvió a casarse, que repartió entre los pobres los bienes de su marido y que vivió hasta los cien años. Ésta es la historia detrás del cuadro más famoso de Gentileschi, el que pintó cuando tenía 23 años.

El tema de la decapitación de Holofernes sorprende por el crudo tratamiento de la imagen. El hábil manejo del claroscuro (contraste de luces y sombras) y su dramática interpretación del tema, pintando a mujeres fuertes y maduras, diferencia a Artemisia Gentileschi del resto de los pintores de su época.

Vídeo: Judith decapitando a Holorfenes.


Archivo del blog