viernes, 13 de noviembre de 2009

Martin Sheen culmina el sueño de rodar su película bajo el Pórtico de la Gloria...



El director de "The Way", Emilio Estévez, ejerció de tiraboleiro.

C. V. / X. A. T. - SANTIAGO Lo de "llegar y besar el santo" nunca ha resultado más a propósito. Martin Sheen y su hijo Emilio Estévez siguen comprobando cómo el Apóstol Santiago hace milagros. Si anteayer se mostraban agradecidos a la Iglesia por poder filmar la misa del peregrino para poder incluirla en su película sobre el Camino, "The Way", ayer mismo no sólo procedían a colocar las cámaras a pocos metros del santo y bajo el Pórtico de la Gloria, sino que el propio Emilio Estévez se vistió, y ejerció, de tiraboleiro para la ocasión.

Estévez, que resaltó durante la presentación del largometraje que soñaba con grabar al botafumeiro en acción, tuvo además el honor de manejar –en un cameo para "The Way"– el codiciado artefacto que reparte incienso sobre los peregrinos.

El resto del rodaje también se desarrollará en la capital gallega, donde también, probablemente, tenga lugar el estreno.


Archivo del blog