miércoles, 22 de abril de 2009

Período Entreguerras...


La guerra del 14 produjo una sensación de amargura y pesimismo y planteó una reacción contra la sociedad y la clase dirigente que había embarcado a la población en semejante desastre. Tras la contienda surge un afán por cambiar las formas de vida y el arte.

La Revolución Rusa de 1917 produjo también un cambio político, social y económico, dando pie a que un grupo de artistas se planteara el cambio estético de manera muy diferente al de los países capitalistas.

Los años 20 suponen primero la recuperación económica de Europa y, después, su crisis en 1929. La difícil situación económica de Alemania por la enorme deuda de guerra, contribuirá al desarrollo del nacional-socialismo, que llevará a Hitler al poder y a la Segunda Guerra Mundial.

La lucha contra lo que se considera “la amenaza comunista” y la crisis de los comportamientos burgueses tradicionales se manifiesta en la diversidad de tendencias plásticas en Europa y EE.UU en la primera mitad del siglo XX.

En el campo del pensamiento, las ideas de Einstein y de Freud hicieron ver la realidad desde un ángulo nuevo y considerar los sueños, fobias, obsesiones… como otras realidades.

Durante estos años que transcurren entre las dos guerras mundiales aparecen dos tendencias dominantes:·

Una valora lo imaginativo y el azar. Está encabezada por el DADAÍSMO y seguida, en parte, por el SURREALISMO. Dan al concepto de vanguardismo un nuevo sentido, más allá de la mera idea de innovación, al intentar romper el status burgués de la obra de arte autónoma y postular la unificación del arte y la vida, concepción ésta que llegará a ejercer una influencia decisiva en artistas posteriores. La otra es la tendencia a la ABSTRACCIÓN GEOMÉTRICA, basada en la simplicidad de las formas y colores y en la búsqueda de valores esenciales en el arte, que se puedan aplicar a otros campos como el diseño industrial o arquitectónico. Esta tendencia se manifiesta en la ABSTRACCIÓN (DE STIJL) y BAUHAUS.

Después de la guerra las grandes exposiciones abiertas a todo tipo de público acercan las obras a múltiples compradores. El mercado artístico, antes tan restringido, crece y determina en parte el valor del artista y de su obra.





Archivo del blog