lunes, 2 de marzo de 2009

La Iglesia de la Concepción de La Orotava....



Los planos de esta iglesia fueron elaborados por el maestro orotavense Patricio García, iniciándose los trabajos bajo su dirección en 1768. A instancias de Carlos III, el arquitecto Ventura Rodríguez proyectó en 1784 diversos planos para la conclusión del templo; estos proyectos no se cumplieron a excepción del dibujado para el tabernáculo del altar mayor.

Del espléndido conjunto, destaca la singular fachada cuyas alas laterales retroceden formando una amplia pantalla convexa de evidentes efectos ópticos. En los extremos del ondulante hastial (parte superior triangular de la fachada de un edificio, en el cual descansan las dos vertientes del tejado o cubierta, y por extensión toda la fachada), se levantaron dos torres compuestas por cubos prismáticos y rematadas por campanarios de planta octogonal y chapiteles campaniformes.

La fachada dispone de una sola portada en la lámina central. Consta de pilastras cajeadas que acogen a un arco carpanel sobre el que se sitúa un balcón de rejería apoyado en una ménsula de profusa decoración barroca. Sobre los entablamentos de las pilastras, existen dos globos terráqueos que representan a las Islas Canarias y a la isla de Cuba ya que la reconstrucción del templo fue costeada con el beneficio de los productos que se enviaban al puerto de Campeche (Cuba), según concesión real. Todo el conjunto, acaba en una cornisa ondulada con gárgolas monstruosas al final de las aristas.

El interior está formado por tres naves cubiertas con bóvedas de cañón, flanqueadas por capillas laterales, crucero con magnífica cúpula con linterna y un presbiterio de testero plano que evoca soluciones adoptadas en la arquitectura portuguesa. Las columnas exentas que separan las naves, disponen de capiteles corintios sobre los que descansan un ábaco con entablamento cuyo friso está decorado con motivos vegetales.

En el crucero, los pilares se apoyan en altos pedestales decorados con alegorías marianas y escenas bíblicas, que sostienen una cúpula cuyas pechinas fueron pintadas al fresco por Cristóbal Afonso. La cúpula la acabó en 1788 el maestro carpintero Miguel García de Chávez siguiendo las instrucciones del director de la obra, a principios del siglo XX fue reconstruida por el arquitecto Antonio Pintor.






Archivo del blog