miércoles, 17 de diciembre de 2008

Cúpula de San Pedro del Vaticano...



Localizada en la orilla derecha del río Tíber dentro de la ciudad del Vaticano está la Basílica de San Pedro que es el mayor templo católico del mundo y culminando tiene la cúpula que diseñó Miguel Angel Buonarroti justo sobre la tumba de San Pedro y el altar mayor. De aspecto renacentista totalmente, la cúpula tiene ventanales cuadrados en forma de pórtico greco-romano (igual que los del Partenón) alternándolos con ventanales cuadrados también, pero con dintel de media circunferencia encima tal como se aprecia en una foto...

La inscripción que se ve como un cinto en la base de la cúpula reza: "Tu eres Pedro, y sobre esta Roca edificaré mi Iglesia, y te daré las llaves del cielo". Con letras de 2 metros de altura consta esta frase bíblica que pronunció Jesucristo y que se interpretó en toda la cristiandad como que le entregaba la potestad de ser cabeza de la iglesia. San Pedro, primer papa de la cristiandad, fue martirizado en el Circo de Nerón en lo que hoy es el Vaticano.

En el año 90 el Papa S. Anacleto construyó un pequeño oratorio sobre la tumba de San Pedro. El emperador Constantino edificó allí una basílica, (antigua basílica de S. Pedro) comenzando hacia el año 323. Se terminó después de su muerte.

A mediados del 1400, el papa Nicolás V decidió restructurarla y confió dicha tarea (1452) a Bernardo Rosselino. Tras el fallecimiento del pontífice, en el 1455, las obras fueron interrumpidas casi por completo hasta la época del papa Julio II, quien las puso en manos de Bramante. Este demolió por completo la antigua iglesia y la construcción edificada por Rosselino. El 18 de abril de 1506 se puso en marcha la construcción de la nueva basílica, concebida por Bramante con una planta de cruz griega y una gran cúpula central; sin embargo, a su muerte, en 1514, sólo se había logrado edificar los cuatro pilares centrales con sus relativos arcos de unión. Estos últimos condicionaron todas las sucesivas intervenciones.
Rafael fue el encargado de proseguir con los trabajos. Dejó de lado la arquitectura central de Bramante y puso en marcha un majestuoso proyecto con planta de cruz latina. Rafael falleció en 1520 pero su obra fue continuada por Antonio de Sangallo.

A partir de 1547 las obras pasaron a estar bajo la dirección de Miguel Angel Buonarrotti, que volvió a adoptar la concepción de planta central de Bramante al imaginarse la basílica como un templo aislado en medio de una plaza. Fallece Miguel Angel y casi se había logrado terminar el cimborrio. Giacomo della Porta y Domenico Fontana erigieron (1588-1589) la gran cúpula concebida por Buonarroti tras su muerte.

A partir de 1607, Carlo Maderno completó definitivamente la obra, transformando por deseo de Pablo V la planta de cruz griega en otra de cruz latina a la que añadió tres arcadas y el pórtico de la entrada y realizó la fachada. Terminada en 1612, la basílica fue consagrada por Urbano VIII en el 1626. Actualmente tiene una longitud de 186 metros, una superficie de 15.160 metros cuadrados y la altura de su cúpula es de 119 metros. La cúpula se encuentra justo sobre el altar mayor y la tumba del Apóstol Pedro. Diseñada por Michelángelo y terminada 24 años después de su muerte por Fontana y Della Porta está adornada con mosaicos de Giuseppe Cesari y tiene una circunferencia 92 metros.









Archivo del blog