jueves, 20 de noviembre de 2008

La UNESCO, contraria al cambio de suelo de la Catedral de Burgos...




El frío en la Catedral de Burgos.

antena 3noticias.com (11/10/2008).

Rezar en la Catedral de Burgos durante los meses de frío puede suponer un gran sacrificio. Por eso el Cabildo catedralicio solicitó hace dos años permiso para cambiar el suelo e instalar otro de calor radiante.

La respuesta por parte de la UNESCO ha sido negativa. El informe técnico señala que afectaría negativamente al monumento y que su instalación dañarían los restos arqueológicos del monumento.

De no acatar la decisión la Catedral de Burgos perdería su condición de Patrimonio de la Humanidad. Por ahora, no ocurrirá.



El Cabildo de la Catedral busca el diálogo con la UNESCO para instalar algún tipo de calefacción en la seo burgalesa.

Radio Arlazón (26/10/2008).

El Cabildo Catedralicio de Burgos intentará mantener en breve una reunión con los técnicos de la UNESCO para buscar una posible solución a la necesidad de instalar algún tipo de sistema de calefacción en la Catedral burgalesa, después de que varios informes elaborados por la organización internacional rechazasen la iniciativa de instalar un suelo radiante, en un edificio, la Catedral de Burgos, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Según explicó el nuevo Deán del Cabildo Catedralicio, Juan Álvarez Quevedo, en su poder se encuentran solamente los informes que ha enviado la UNESCO, a través de ICOMOS y de la Junta de Castilla y León, y ahora toca establecer un diálogo entre técnicos de ambas organizaciones para poder encontrar un proyecto que “nos convenza a todos”, y permita solventar el problema de frío en el interior de la Catedral de Burgos.

En el mismo sentido se expresó el Arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, quien aseguró que, sin necesidad de entrar en ningún tipo de enfrentamiento con los responsables de la UNESCO, hay que buscar una alternativa a la instalación de suelo radiante que nos permita poder disfrutar de la Catedral en todos los periodos del año, y no sólo en verano, sin atentar contra un bien Patrimonio de la Humanidad.



Archivo del blog