miércoles, 17 de noviembre de 2010

Barrio de Vegueta, Las Palmas de Gran Canaria.



Un recorrido turístico por la ciudad debe empezar por el barrio de Vegueta. En torno a la Plaza de Santa Ana, que data de los primeros años del siglo XVI, están los principales edificios históricos de la ciudad: la Catedral, el Ayuntamiento, la Casa del Regente de la Audiencia y el palacio Episcopal. En la casa donde hoy está el Archivo Histórico Provincial vivió el arcediano de Fuerteventura e insigne historiador, Don José de Viera y Clavijo.

La Catedral empezó a construirse hacia 1.500, pero por falta de fondos se tuvieron que paralizar las obras en 1.570. La larga historia del templo hace que en él se combinen estilos tan distintos como el gótico tardío de su interior y el neoclásico del exterior. En su interior alberga importantes obras de arte, entre las que habría que destacar el Cristo de Luján Pérez que preside la Sala Capitular. En el Museo Diocesano de Arte Sacro, instalado en una de las salas que dan al Patio de los Naranjos, puede contemplarse parte de este tesoro.

En la trasera de la Catedral, entre la Plaza del Pilarillo Seco y el callejón que lleva a la Ermita de San Antonio Abad, está la Casa-Museo de Colón, un magnífico ejemplo de arquitectura señorial, residencia en tiempo del corregidor, donde parece que pernoctó el Almirante durante su estancia en la isla y donde se exponen objetos relacionados con su paso por las islas de Gran Canaria y La Gomera, así como con la historia de la ciudad y de América. En la calle de Los Balcones, también en la trasera de la Catedral, está el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM), que tras la fachada original neoclásica del siglo XVIII constituye un espacio lleno de luz y armonía.

Yendo en dirección hacia la Plaza del Espíritu Santo podremos contemplar el mejor conjunto neoclásico de la ciudad: la plaza y fuente cubierta para que el agua no se moje, como decían los que acudieron a su construcción. Nos encontraremos también con el Museo Canario, visita imprescindible para quienes estén interesados por conocer quienes eran y cómo vivían los aborígenes canarios.



Archivo del blog