miércoles, 19 de abril de 2017

"Ciudades radiantes"... Le Corbusier.


Charles-Édouard Jeanneret, conocido como Le Corbusier, fue un personaje ineludible de la arquitectura del siglo XX, un teórico de la ciudad moderna e inventor de las "ciudades radiantes".

Forjó su especial mirada del mundo desde muy joven, a lo largo de viajes que le llevarían por toda Europa y hasta Oriente. Se instaló en París en 1917, donde conoció a los pintores cubistas, a Picasso y a Braque, y participó en la redacción de la Carta de Atenas, un manifiesto que sentó las bases de la ciudad moderna y desechó la herencia de la Antigüedad, e inventó un espacio nuevo para una vida nueva.

Sus ideas se concretan en realizaciones visionarias por todo el mundo, como la villa Saboya de Poissy (1928-1930), cerca de París, o la ciudad india de Chandigarh y sus palacios públicos de los años cincuenta.

Le Corbusier mezcla la pureza de las formas y la fuerza de los volúmenes, empleando materias nuevas para la época, como el cemento, cuya irregularidad compara con la piedra romana. Su estilo está marcado por algunas características recurrentes, como los pilotes, las amplias fachadas de vidrio o los techos terraza, que tendrían un prometedor futuro en la arquitectura. Sus cañones de luz, que permiten la entrada del sol en un juego de líneas, serían la marca de un arte que sueña con reconciliar el orden y la poesía.

Le Corbusier, que soñaba ante todo con "construir con dignidad" dejó huella y suscitó vocaciones en muchos países, como en Rusia y en Brasil. Sus reflexiones sobre la concentración urbana son hoy de una insistente actualidad.







El Racionalismo: Arquitectura Funcional Racionalista...



Arquitectura rigurosamente construida de acuerdo con las leyes de la razón (racionalismo) y de la lógica, adecuada a la función para la que ha sido creada (funcionalismo).

Se desarrolla en las primeras décadas del siglo XX (período de entreguerras).

El Racionalismo reunió a las personalidades más notables de la arquitectura del siglo XX. Las obras y la teoría de este movimiento son profundamente individuales, pero tienen en común la simplicidad de formas, el retorno a los volúmenes elementales (el cubo, el cilindro, el cono y la esfera) y el resaltar la estructura constructiva sobre la ornamentación. Predominan, por lo tanto, las formas puras y geométricas, con ausencia de lo decorativo.Los arquitectos más destacados de este movimiento son: Le Corbusier, Mies Van Der Rohe y Gropius, con su escuela Bauhaus.

Walter Gropius:

Arquitecto y profesor alemán, fundador de la Bauhaus, la escuela de arte que capitalizó la investigación sobre arquitectura y artes aplicadas durante la primera mitad del siglo XX.

Sus principales hipótesis, que formaban parte de los principios ideológicos de esta escuela, fueron la economía expresiva y la adecuación a los medios productivos para todas las formas de diseño, una especie de maridaje entre el arte y la ingeniería. Estos conceptos también se plasman en sus edificios, que ejercieron una enorme influencia en la arquitectura moderna.

Gropius nació en Berlín el 18 de mayo de 1883 y estudió arquitectura en las universidades de Munich y Berlín-Carlottenburg. Entre 1907 y 1910 trabajó en el estudio del arquitecto Peter Behrens, uno de los pioneros del diseño moderno. En 1911 se unió al Deutscher Werkbund, institución creada para coordinar el trabajo de los diseñadores con la producción industrial. En colaboración con Adolph Meyer proyectó la fábrica Fagus en Alfeld (1910-1911) y el edificio de oficinas de la exposición del Werkbund en Colonia (1914), que le dieron a conocer en toda Europa.

Después de la I Guerra Mundial dirigió dos escuelas de arte en Weimar, hasta que las transformó, en 1919, en la nueva Staatliches Bauhaus, donde introdujo una pedagogía que aunaba el estudio del arte con el de la tecnología. Los estudiantes aprendían a través de distintos talleres las habilidades básicas de los principales oficios, y así se familiarizaban con los materiales y los procesos industriales. Este método hizo posible un gran acercamiento a la realidad de la producción en serie y revolucionó el mundo del diseño industrial moderno.

Cuando la escuela se trasladó a Dessau, Gropius proyectó los edificios que la acogerían, caracterizados por una exquisita simplicidad formal y por el empleo de grandes superficies de vidrio plano. Gropius abandonó su cargo como director de la Bauhaus en 1928 y continuó su carrera como arquitecto.

Su oposición al partido nazi le obligó a abandonar Alemania en 1934, y después de pasar varios años en Gran Bretaña emigró a Estados Unidos para dar clases en la Universidad de Harvard. Allí se hizo cargo del departamento de Arquitectura (1938-1952), donde introdujo muchas de las ideas desarrolladas en la Bauhaus, y formó a varias generaciones de arquitectos estadounidenses.

En 1946 creó un grupo llamado Architects Collaborative, que se hizo cargo de muchos proyectos de gran envergadura, como el Harvard Graduate Center (1949), la embajada de Estados Unidos en Atenas (1960) o la Universidad de Bagdad (1961). También construyó el edificio de la Panam (1963) en Nueva York, en colaboración con el arquitecto italoestadounidense Pietro Beluschi.

Gropius murió el 5 de julio de 1969 en Boston.





martes, 18 de abril de 2017

"Fagus Works Shoes Factory"...


Datos Técnicos:

Arquitecto: Walter Gropius.
Localización: Alfeld un der Leine, Alemania.
Fecha: 1911 a 1913.
Tipo de Edificio: Fábrica.
Sistema de construcción: Acero, ladrillo, cristal...
Clima: Templado.
Contexto: Urbano.
Estilo: Racionalismo funcional.

La Fábrica Fagus, el primer edificio grande de Walter Gropius, la última fábrica de zapatos en Alfed Un Der Leine en 1911. Fué materializado debido a su conexión con Peter Behrens y en la cooperación con Adolf Meyer , como había sucedido con la mayor parte de sus primeras estructuras.

El punto de partida para el jóven arquitecto fue el plan existente para el lugar, el plano, y los proyectos de construcción del arquitecto Edward Werner, así como la fundación, que ya había sido colocada. Los arquitectos tuvieron éxito en dar algo completamente inusual, de aspecto tradicional divergente a una empresa de tamaño medio. Esto era posible porque el dueño y el arquitecto formaron una constelación raras veces positiva. Era la mezcla de la vida reformista del fabricante asociada con la filosofía americana de la empresa.

Un préstamo de la “American United Shoe Machinery Corporation” permitió la continuación de la construcción, posible en 1911, y siguió hasta 1912 paso a paso conforme al nuevo concepto de Walter Gropius.

El procedimiento operacional completo fue estudiado detenidamente, según las funciones interiores, y luego articulado en una forma tridimensional.

El deseo del cliente para la atractiva fachada fue solucionado por Gropius de un modo especial: mediante un esqueleto proyectado en acero, que hizó la función de apoyo en interior, así haciendo posible una amplia disolución del exterior sobre paredes de cristal; la idea de “la pared de cortina” estaba expresada en una manera constante.

La fábrica de zapatos Fagus es más que solamente una fábrica de zapato. Un edificio realmente moderno diseñado por uno de los precursores de Modernismo. Esto introdujo todas aquellas cosas - como un diseño industrial basado estético - que ahora damos por sentado.

Fagus es la historia de una síntesis de arte y un temprano ejemplo de identidad corporativa. La fábrica la cual ha sido certificada como un monumento desde 1946, fue generosamente restaurada, esta abierta para cada visitante.

Vídeo: La arquitectura en la Bauhaus.

lunes, 17 de abril de 2017

Arquitectura del siglo XX...




La arquitectura del siglo XX nace de un complejo proceso que abarca toda la primera mitad de siglo.

Hay una primera fase hasta 1917, bastante floreciente, con influencias modernistas, truncada por la guerra.
Después, en el período de entreguerras, la actividad arquitectónica se activa adquiriendo gran variedad de formas.

El estilo principal de esta última etapa es el FUNCIONAL que se caracteriza por la simplicidad y se basa en el principio de que la belleza está en la edificación por la función que desempeña (“la forma sigue a la función” o “la forma al servicio de la función”).

Este estilo arquitectónico nace del deseo de simplicidad y sobriedad característico del cubismo.

Características generales:


Se utilizan MATERIALES nuevos, altamente industrializados, como el hormigón armado. Es un material barato, incombustible y anticorrosivo que permite, además, levantar estructuras con nuevas posibilidades de composición. El hormigón, a veces, se alterna con otros materiales como el cristal, el acero y el ladrillo.

· El MURO deja de tener función de soporte. Queda reducido a un cerramiento con grandes vanos.

.Los SOPORTES son los pilares, con un armazón interno de acero y recubiertos de hormigón.

· Las CUBIERTAS en general son dinteladas y están formadas por vigas planchas de hormigón armado, que se apoyan directamente en los soportes, formando un esqueleto.

· Los ELEMENTOS DECORATIVOS desaparecen (desornamentación). Hay un gran interés por la proporción y trazado regulares. Homogeneidad rectilínea.

· El ESPACIO INTERNO predomina la planta libre. La dimensión y distribución de los interiores se adecua a la función.

. Los VOLÚMENES EXTERIORES responden a una composición ortogonal. Gran interés por los temas urbanísticos.

· Los EDIFICIOS más representativos son las viviendas sociales, en especial rascacielos, construcciones industriales, edificios administrativos, teatros, salas de conciertos y estadios deportivos.
Se trata de una arquitectura INTERNACIONAL.

En la arquitectura funcional se distinguen dos tendencias:

· Una primera denominada RACIONALISTA (1920-1933), cuyos principales representantes son Le Corbusier y Walter Gropius.

· Otra posterior llamada ORGÁNICA, cuyo principal representante es Lloyd Wright.

En ambos casos, lo más importante es la función del edificio, aunque sea concebido de distinta manera.


Veamos en primer lugar un vídeo de Le Corbusier:









Y ahora un tercer vídeo con la obra de Lloyd Wright:



sábado, 15 de abril de 2017

La Sagrada Familia de Gaudí se salva de un incendio causado por un perturbado...



EFE (19/04/2011).

Un incendio supuestamente provocado por un perturbado quemó hoy la sacristía de la cripta de la Sagrada Familia sin dañar ni la estructura de este original templo barcelonés ni las creaciones originales de Antonio Gaudí, aunque obligó a desalojar a los 1.500 turistas que la visitaban.

El fuego, que se declaró a las 10.45 horas de la mañana (08.45 GMT) y fue controlado rápidamente, se localizó en la sacristía de la cripta, que, junto a la fachada de la Natividad, es Patrimonio de la Humanidad y quedó ennegrecida por el humo, aunque no hubo mayores desperfectos.

Sólo cuatro trabajadores del templo tuvieron que ser atendidos por los equipos de socorro debido a la inhalación de humo, y la Sagrada Familia pudo reabrir sus puertas horas después, tras realizarse todas las verificaciones necesarias.

La policía local detuvo como supuesto autor del incendio a un hombre de 65 años, José María L.S., quien, según diversas fuentes oficiales, tiene problemas mentales.

El individuo fue retenido por un pequeño grupo de turistas que, en el momento de los hechos, visitaban la sacristía, donde está enterrado el genial arquitecto catalán, Antonio Gaudí.

El detenido, que tiene dos antecedentes policiales por hurto y es un habitual de las ayudas sociales, llevaba en sus bolsillos mecheros y varios trapos con los que, al parecer, prendió el fuego.

El presidente del Patronato de la Sagrada Familia, Joan Rigol, apuntó que el hombre, quien al ser arrestado negó con reflexiones inconexas que hubiera provocado el incendio, es una persona con las facultades mentales perturbadas.

La cripta de la Sagrada Familia, recientemente reformada, quedó ennegrecida por el humo, que también entró en la nave central, lo que obligó a desalojar a los 1.500 turistas que visitaban el templo, uno de los iconos de Barcelona más conocidos mundialmente y que en noviembre pasado fue dedicado como basílica por el papa Benedicto XVI.

Aunque la entrada al templo es de pago, el acceso a la cripta, situada bajo la nave central, es libre, dado que se trata de la parroquia del barrio donde se celebran misas a diario.

Rigol reconoció que será necesario reforzar las medidas de seguridad en el conjunto del templo para evitar incidentes como el que hoy sembró la alarma entre visitantes y vecinos, además de obligar a cortar diversas calles de los alrededores y motivar la intervención de varias dotaciones de bomberos y policías.

El mobiliario y la indumentaria de los sacerdotes que había en la sacristía, de unos cuarenta metros cuadrados, quedaron totalmente calcinados.

En un primer momento, se temía que para poder extraer el humo acumulado en la cripta fuera necesario romper algunas de las vidrieras originales de Gaudí, si bien finalmente se logró airear la estancia subterránea -que recibe luz exterior a través de los vitrales- mediante enormes ventiladores y el hueco de una ventana.

La Sagrada Familia, el monumento más célebre de la capital catalana, recibe al año más de dos millones de visitas y se preparaba ahora para acoger durante Semana Santa a unos 12.000 turistas diarios.

La Junta del templo decidió su reapertura una vez que los bomberos acabaron de extraer el humo y que los técnicos confirmaran que el conjunto no ha sufrido daños estructurales.

Rigol anunció asimismo que se mantendrán los actos convocados en la Sagrada Familia para el próximo sábado, fiesta de Sant Jordi, y el domingo, en que está prevista la celebración en el templo de un homenaje en recuerdo a las víctimas del terremoto de Japón.

Vídeo: Incendio en la Sagrada Familia. Uno de los monumentos españoles declarado Patrimonio de la Humanidad, y la obra cumbre del arquitecto Antonio Gaudí, ha sufrido un incendio que ha afectado a la cripta y que no ha causado heridos.


La Sagrada Familia, Antonio Gaudi...





El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia (en catalán Temple Expiatori de la Sagrada Família), conocido simplemente como la Sagrada Familia (Sagrada Família), es un gran templo católico de Barcelona (España), diseñado por el arquitecto catalán Antoni Gaudí. Iniciado en 1882, todavía está en construcción (abril de 2010). Es la obra maestra de Gaudí, y el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana.

La construcción comenzó en estilo neogótico, pero, al asumir el proyecto Gaudí en 1883, fue completamente replanteado. Según su proceder habitual, a partir de bocetos generales del edificio improvisó la construcción a medida que avanzaba. Se hizo cargo con sólo 31 años, dedicándole el resto de su vida, los últimos quince en exclusiva.

Una de sus ideas más innovadoras fue el diseño de las elevadas torres cónicas circulares que sobresalen apuntadas sobre los portales, estrechándose con la altura. Las proyectó con una torsión parabólica dando una tendencia ascendente a toda la fachada, favorecida por multitud de ventanas que perforan la torre siguiendo formas espirales.

El templo, cuando esté terminado, dispondrá de 18 torres: cuatro en cada una de las tres entradas-portales y, a modo de cúpulas, se dispondrá un sistema de seis torres, con la torre cimborio central, dedicada a Jesús, de 170 metros de altura, otras cuatro alrededor de ésta, dedicadas a los evangelistas, y un segundo cimborio dedicado a la Virgen. El interior estará formado por innovadoras columnas arborescentes inclinadas y bóvedas basadas en hiperboloides y paraboloides buscando la forma óptima de la catenaria.

En 1926 murió Gaudí; sólo se había construido una torre. Del proyecto del edificio sólo se conservaban planos y un modelo en yeso que resultó muy dañado durante la Guerra Civil española. Desde entonces han proseguido las obras: actualmente están terminados los portales del Nacimiento y de la Pasión, y se ha iniciado el de la Gloria, y están en ejecución las bóvedas interiores. La obra que realizó Gaudí, es decir, la fachada del Nacimiento y la cripta, ha sido incluida por la Unesco en el año 2005 en el Sitio del Patrimonio mundial «Obras de Antoni Gaudí». Es además, desde 2007, uno de los 12 Tesoros de España.

El templo será consagrado el 7 de noviembre de 2010 por el papa Benedicto XVI.

Vídeo: LA SAGRADA FAMILIA LA GRAN OBRA DE GAUDI.
Videos tu.tv

Vídeo: The Sagrada Familia Finished in 3D.

La Sagrada Família repara los daños del incendio...


La sacristía, el lugar donde se inició el fuego, seguirá cerrada porque requiere obras más profundas Se ha aprovechado la ocasión para restaurar algunos elementos de la planta subterránea.

lavanguardia.com (1(06/2011).


La cripta de la basílica ultima la reparación de los daños ocasionados por el incendio del 19 de abril con la previsión de reabrir las puertas a finales de mes. Las paredes y las columnas de la cripta de la Sagrada Família, las entrañas del célebre monumento, espacio habitual de culto, vuelven a lucir el color claro de la piedra de Montjuïc con que están hechas. El hollín las ennegreció el 19 de abril. Un virulento incendio, provocado, destruyó la sacristía. El humo se extendió por esta iglesia, situada bajo el ábside de la basílica, que alberga la parroquia histórica vinculada al edificio de Antoni Gaudí. Los daños fueron muy importantes en esta sala. Fuera de ella, el humo campó a sus anchas y dejó su rastro por doquier. Por fortuna, el gran templo que hay encima no quedó afectado. Las labores de limpieza encaran su recta final. El objetivo es reabrir esta planta subterránea a finales de mes.

De acuerdo con esta previsión, la comunidad parroquial, que desde el cierre por el incendio celebra la misa en el deambulatorio de la basílica, podrá regresar pronto a su iglesia. “Nos propusimos finalizar el grueso de los trabajos en un mes y más o menos lo hemos logrado”, explica Ramon Espel, jefe de obra de la Sagrada Família, que estas últimas semanas se ha visto obligado a repartir su trabajo entre la construcción de la basílica, que prosigue a toda máquina, y la reparación de la cripta tras el fuego.

Aunque se recuperará el espacio para el culto, una de las dos escaleras que conducen a la parte superior, la que está junto a la sacristía, y probablemente una pequeña porción de esta nave, permanecerán cerrados más tiempo, todo el que sea necesario para reparar los desperfectos. En este caso no hay calendario. La sacristía se trasladará a una sala idéntica a la quemada situada en el lado opuesto de la cripta.
En el lugar donde se originó el fuego no sólo se destruyó el mobiliario y otros objetos (ropas, libros...). La rápida respuesta de los bomberos evitó la propagación de las llamas fuera de la sacristía, lo que mantuvo a salvo las vidrieras, originales de Gaudí. Pero “al entrar en contacto el agua fría de las mangueras con las paredes, que estaban muy calientes, algunas las capas superficiales de piedra explotaron”, explica Espel. Esta circunstancia dilatará los trabajos de reparación del epicentro del incendio.

Este suceso ha puesto de manifiesto los efectos de otro fuego, en este caso mucho mayor, el sufrido en 1936, que provocó grandes destrozos en la cripta y en otras partes del templo. Algunas de las soluciones adoptadas tras la Guerra Civil fueron insuficientes. Por ejemplo algunos aplacados, excesivamente finos, que ahora han saltado. Aquel incendio destruyó mobiliario original de Gaudí (bancos, reclinatorios y confesionarios...) que volvió a fabricarse siguiendo los planos del genial arquitecto. Buena parte continúa en la cripta pero ninguno sufrió desperfectos por este nuevo percance. Todos ellos, así como las esculturas de las capillas, están debidamente protegidos con plásticos para protegerlos de las obras.

La piedra tiene una capa de silicato de etilo que actúa como protección y permite su transpiración. Gracias a este elemento, para retirar el hollín ha bastado con disparar agua a presión. No ha hecho falta añadir otras sustancias, como el polvo de sílex, que incrementan el poder limpiador pero obligan a tomar precauciones. “Así –continúa el jefe de obra– mientras se ha hecho esta labor, se ha podido seguir trabajando en el resto de la cripta”.

Y como no hay mal que por bien no venga, se ha aprovechado la reparación de los daños del incendio para restaurar algunos elementos de la cripta. La última operación de este tipo se hizo hace tres años, después de que se pusieran nuevos cimientos. Ahora se ha repintado la clave de la bóveda central, cuyos motivos dorados vuelven a brillar. También se ha actuado en el altar, que tenía placas en mal estado. Finalmente, se colocará una nueva instalación eléctrica y se pulirá el pavimento.

Vídeo:Gaudí, un genio en Barcelona.





Gaudí... "La Pedrera" o "Casa Milá".


El famoso edificio de Gaudí, llamado también “Casa Milá”, es más conocido por su nombre catalán “La Pedrera”, (que en castellano significa "la cantera") forma en que fue bautizado popularmente por el sorprendente aspecto pétreo de su fachada.

“La Pedrera” (“Casa Milá”):
Construida entre 1906 y 1910, es la mejor contribución de Gaudí a la arquitectura civil de Barcelona. Una de sus mejores y más ambiciosas creaciones, extraordinariamente innovadora en sus aspectos funcionales, constructivos y ornamentales.

“La Pedrera” fue la última gran obra civil que realizó Gaudí antes de dedicarse por completo a las obras de la Sagrada Familia y tuvo un presupuesto final de algo más de 4.000 euros. Fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO el 2 de Noviembre de 1984, junto con el Palau Güell, el Park Güell y la Cripta de la Colonia Güell. Falleció en Barcelona en 1926, atropellado por un tranvía.

Actualmente "La Pedrera" o "Casa Milá" es propiedad de la entidad financiera Caixa Catalunya que mantiene abierto al público la cubierta y el desván donde se puede ver una exposición sobre Gaudí y sus obras. Algunos pisos son particulares y el principal se dedica a sala de exposiciones del Centro Cultural Caixa Catalunya.

Antonio Gaudí decía que si el humo sube retorciéndose, se le ayudaba en su salida dándole a las chimeneas forma helicoidal. Las formas de su parte superior recuerdan a yelmos medievales. Gaudí siempre estudiaba las distintas formas decorativas haciendo construir maquetas a escala 1:10 y en ocasiones incluso a tamaño natural.

A las terrazas o azoteas de la parte superior se accede mediante ocho escaleras de caracol que están decoradas exteriormente con fragmentos de baldosas de mármol. Esta forma de recubrimiento, tan característica en Gaudí, le permitía adaptarlo a las formas curvas que surgían de su genial fantasía.

Mesas, bancos, vidrieras, rejas... todo obra de Gaudí, conforman la exposición instalada en "La Pedrera" que muestra que este arquitecto, uno de los padres del diseño industrial, concedía igual importancia a un edificio que a un objeto pequeño.

Detalles:

El propietario, Pere Milà Camps, había comprado el terreno y la casa que el fabricante Ferre Vidal tenía en el actual número 92 (entonces nº2) del Paseo de Gracia. Era un terreno de más de 1.000 metros cuadrados que hacía esquina con la calle Provenza.

Pere Milà había visto la casa Batlló y quedó entusiasmado por su belleza, así que encargó a Gaudí la realización de una gran casa de pisos de alquiler en su nuevo terreno. La mujer del señor Milà, Rosario Segismón, nunca estuvo de acuerdo con la arquitectura de su paisano (ella era de Reus) pero respetó la decisión de su marido y vivió entre decoraciones gaudinianas desde 1910 hasta 1926 cuando, al morir el arquitecto, transformó todo el piso principal en una serie de habitaciones muy convencionales de estilo Luis XVI.

Gaudí proyectó una fantástica casa con formas onduladas y vivas. Su estructura se basa en forjados de viguetas metálicas y bovedillas a la catalana que se sustentan por jácenas metálicas sobre pilares de tocho (la mayoría), de sillería o hierro. Las únicas paredes estructurales que hay son las de la escalera.

Gaudí siempre dijo que si algún día el edificio pasaba a ser un hotel no habría ningún problema porqué al carecer de paredes de carga se puede modificar la distribución de los pisos simplemente cambiando de lugar los tabiques o eliminándolos por completo. Para aguantar la fachada se usaron unas jácenas onduladas que se empotran en la piedra y están unidas a viguetas de longitudes variables. El proceso de construcción de la fachada era todo un ritual; primero llegaban las piedras de Garraf o Vilafranca que se dejaban en un solar delante de la obra y se cortaban según la maqueta a escala que se había hecho en el sótano de la obra. Entonces se colocaban en su sitio y allí se retocaban según mandaba Gaudí.

A partede la fachada ondulante destacan de esta obra su desván y su cubierta. Gaudí construyó una serie de arcos catenáricos de alturas variables según las anchuras de la crujía. Estos arcos sustentan por los lados las paredes de las fachadas exteriores e interiores del desván, y por encima la cubierta escalonada. Esta cubierta es curiosa por estar repleta de chimeneas y respiraderos de extrañas formas.


Antoni Gaudí i Cornet...



Hijo de un modesto calderero, vivió una infancia enfermiza en la que padeció frecuentes dolores reumáticos, los que, en muchas ocasiones, le impidieron realizar algo tan normal como era jugar con los otros niños. Estas molestias físicas le acompañaron el resto de sus días. El lugar de su nacimiento se lo disputan Riudoms y Reus, poblaciones muy próximas entre sí en la provincia de Tarragona, si bien la mayoría de sus biógrafos afirman que fue en Reus.

Se trasladó a Barcelona, a los 17 años, con la intención de cursar estudios de Arquitectura. Por falta de recursos económicos tuvo que simultanear sus estudios con el trabajo de delineante y proyectista. Esto le permitió trabajar junto a conocidos arquitectos, como Josep Fontseré y Joan Martorell.

Cuando a los 26 años obtuvo el título de Arquitecto, estaba a punto de iniciarse una nueva etapa en la vida de Antoni Gaudí. Mientras esperaba realizar obras de mayor envergadura, llevó a cabo algunos pequeños trabajos de carácter decorativo. Entre ellos diseñó una vitrina para una conocida guantería de Barcelona, Casa Comella, para la Exposición Universal de París de 1878. Eusebi Güell, importante empresario del sector textil, quedó prendado de la modernidad y elegancia de aquella vitrina. Tras conocer al joven autor, se convirtió en el principal cliente y mecenas de Gaudí.

Gaudí no sólo revolucionó la arquitectura, además fue un creador prolífico. Diseñó muebles, mosaicos, elementos decorativos, hierro forjado y cualquier elemento que formara parte de sus construcciones.

Un estilo personalísimo:

Gaudí fue el creador de una nueva arquitectura basada en las líneas curvas. Experimentó estructuras y nuevas formas de una manera continuada. Por este motivo, prefería desarrollar sus ideas a escala y en forma corpórea. La tridimensionalidad de sus maquetas en yeso, barro, tela metálica, o cartón mojado y moldeado, le acompañaron siempre.

Sus ideas "corpóreas", en muchas ocasiones, no fueron sometidas a la limitación que obligan las dos dimensiones del papel de dibujo. A veces modificaba las formas directamente en la obra, en el momento de la realización.

La muerte de Antoni Gaudí:

Nadie podía suponer que aquel anciano que yacía en el suelo, al atardecer del 7 de junio de 1926, tras haber sido arrollado por el tranvía nº 30, en el cruce de la Gran Vía y la calle Bailén de Barcelona, era el famoso Antoni Gaudí.

Al no portar ningún documento, con parte de su sencilla vestimenta sujetada con agujas imperdibles, y un libro de Evangelios como única pertenencia, (¡él, que en su juventud había destacado por su elegancia y por ser un verdadero dandy en el vestir!) fue ingresado en el hospital de la Santa Cruz, como un indigente indocumentado más. Al avanzar la noche y no regresar a su modesto dormitorio, por aquel entonces en un reducido anexo a las obras de La Sagrada Familia, fue buscado por las casas de socorro y hospitales de Barcelona.

Al día siguiente, los más eminentes médicos comprobaron la gravedad de las lesiones sufridas por el renombrado arquitecto. Al publicar la prensa diaria la noticia del atropello, las personalidades más relevantes desfilaron por el hospital: políticos, cardenales, obispos, aristócratas, arquitectos...

Tras su fallecimiento, tres días después del atropello, se formaron largas colas de público para ofrecerle su homenaje y último adiós. Fue enterrado, en olor de multitud en la cripta de La Sagrada Familia.





RETOMEMOS el temario... Modernismo en España - Modernismo en Cataluña...


En España, Cataluña está considerada región modernista por excelencia, y dentro de ésta la ciudad de Barcelona. Dentro del marco arquitectónico, el Modernismo se centra en la búsqueda de una arquitectura autóctona, de marcado carácter burgués y nacionalista. La burguesía catalana concentra su voluntad y esfuerzo en definir el “nuevo arte” no como una imitación del pasado, sino como una evolución fundamentada en la tradición, un concepto de progreso que va ligado a la idea de creatividad y que debe también vincularse al progreso tecnológico. El momento de máxima tecnificación de la arquitectura catalana se corresponde con el último momento de arquitectura historicista además del desarrollo económico de esta época.

La arquitectura modernista catalana se ve encuadrada dentro de un marco especial, el “Eixample” (ensanche) de la ciudad de Barcelona, aprobado en el año 1860. Los arquitectos modernistas catalanes, si no trabajaron en él lo tendrían como un punto de referencia del que no se podría prescindir. Los arquitectos se prestarán a la idea de crear edificios con connotaciones monumentales, en una planificación que quería voluntariamente ser monocroma. De todas formas el Eixample de Barcelona va a influir en los ensanches de ciudades secundarias catalanas, como Sabadell, Figueras, etc. donde se localiza gran parte de la arquitectura modernista.

Fuera de Cataluña el Modernismo tendrá importancia en lugares como Madrid, País Vasco o Canarias. Madrid, como sede de la escuela de arquitectura con más tradición, será el polo de atracción de todos los estudiantes de la Península.

El Modernismo posee dos sedes, una es Bilbao y la otra en San Sebastián. Bilbao, pionera en España en la utilización del cemento armado y el hierro fundido, se debate por los distintos historicismos para acabar haciendo suya una reinterpreteción de estilo montañés y el monumentalismo, mientras que el modernismo queda como un estilo frívolo y exótico. San Sebastián, con espíritu más cosmopolita incorpora un modernismo del más puro sentido internacional.

A finales del XIX las Islas Canarias se hallan enfrentadas por la capitalidad, hecho que marcará también diferencias en el ámbito arquitectónico, diferenciándose dos tipologías de viviendas: la unifamiliar, villa u hotel con un máximo de dos pisos en Santa Cruz y las plurifamiliares de tres u cuatro plantas en Las Palmas.

Gracias a los contactos comerciales que Canarias mantiene con Inglaterra, se implanta el refinamiento inglés y determinando el desarrollo de elementos florales. El Eclécticismo dominará la arquitectura desde aproximadamente 1860 hasta la Guerra Civil. Este estilo irá asumiendo todas las novedades arquitectónicas muchas veces bajo esquemas tradicionales. Así tenemos que el Modernismo hará especial hincapié en la decoración, raras veces lo hará sobre todo el conjunto del edificio.

El Modernismo, debido a su heterogeneidad, no puede ser considerado como un lenguaje unitario. Ni siquiera es una actitud unitaria, pues si bien es un arte que carga contra el mundo industrializado y burgués, también por otra parte, es un arte que refleja los valores burgueses. Por esta última razón tendrá su epicentro, en cuanto a España, en la zona catalana, región donde se había desarrollado una pudiente burguesía. Esto enlaza, además, con el deseo catalán de hacer un arte diferente, que recogiera su particularidad nacional frente al resto del estado.Las realizaciones modernistas por su parte, van a tener cierto sentido unitario. Prima la arquitectura, en general muy decorativa, y el resto de las artes se ponen en relación con el hecho arquitectónico. Pero esta relación no supone una mera subordinación sino un colaboración. De ahí el desarrollo de las artes decorativas e industriales.

Por último, el Modernismo es el primer fenómeno artístico puramente contemporáneo, influido por los nuevos condicionantes históricos. El Modernismo también recibirá la influencia de la gran tradición artística española; así, Velázquez, Goya o el Greco serán los referentes en pintura, y la tradición medieval, tanto cristiana como musulmana, en arquitectura.









RETOMEMOS el temario... El Modernismo...


El Modernismo es un movimiento cultural y artístico dominado por el concepto subjetivo de belleza que busca la originalidad. Huye de la simetría, se inspira en el mundo de la fantasía y la naturaleza, y en todo aquello que es ondular y fugaz. Es por eso que la línea dominante del Modernismo es la curva.

Esta corriente de renovación artística y contemporánea denominada Modernismo nace a finales del siglo XIX y principios del XX.

Es un movimiento de origen europeo, pero de consagración latinoamericana que se produce aproximadamente entre las tres últimas décadas del siglo XIX y las dos primeras del siglo XX. El Modernismo como tal, nace en Bélgica de la mano de Van de Velde y Víctor Horta. Éste último realizó un programa estético, construyó la casa Tassel, y utilizó el hierro como material esencial en la estructura y en la decoración.

Víctor Horta renueva el diseño de los espacios internos y de las fachadas de hierro. Por su parte, Henry Clemens Van de Velde (1863-1957) es uno de los primeros modernistas. El artista construye la casa Bloemenwert, pero lo más interesante es el diseño de su decoración. Tiene influencias del expresionismo alemán, y son típicos sus tejados ondulados.

La insatisfacción generalizada ante el eclecticismo; la alternativa presentada por el movimiento Arts and Crafts; y el nombre creciente de arquitectos que utilizaban los nuevos materiales con una libertad expresiva absoluta, son algunos de los factores que influencian en el surgimiento del Modernismo. Aunque las fechas, las causas y los nombres son diferentes en cada país europeo. En Bélgica recibe el nombre de Art Nouveau, en Alemania el de Jugendstil, en Austria el de Wiener Sezesión, el de Liberty en Italia, y el de Modernismo en España.

Los artistas crean en esta corriente lenguajes expresivos propios, con una individualidad muy fuerte, tanto que resulta difícil observar un ideario común para todos. Pero si que comparten algunos aspectos como: el deseo de crear formas nuevas y liberadas, y el bagaje de medio siglo de conquistas técnicas. Con el Modernismo se pretende también romper con el Romanticismo y el historicismo propios de aquella época.

Antoni Gaudí, Otto Wagner, Lluís Munconill y Josep Puig i Cadafalch son algunos de los artistas más importantes del Modernismo.





Archivo del blog